JTI apuesta por la realidad aumentada como ayuda a la cirugía in vivo

La propuesta REALQUIRUR, presentada por J. Torrent Institute (JTI) al Centro Para El Desarrollo Tecnológico E Industrial (CDTI), dependiente del Gobierno de España, para la investigación en materia de Realidad Aumentada en cirugías abiertas hepáticas, ha sido aprobada y recibe financiación del organismo por valor de más de 200.000€.

 

La realidad aumentada (en adelante AR) es una tecnología de visualización técnicamente madura desde 2012, en pleno avance comercial y estratégico multisectorial. Consiste en incorporar, a través de diferentes tipos de dispositivos, desde la cámara de un Smartphone hasta unas gafas de diseño específico para la AR, información añadida a la realidad que el usuario ve, de casi cualquier índole, incluso inteligente, o con la que puede interactuarse.

 

Desde J. Torrent Institute se ha valorado positivamente la posibilidad de incorporar al tratamiento habitual de imágenes a partir de las que el cirujano efectúa, normalmente, su práctica in vivo con el paciente, por ejemplo, el TAC, imágenes en AR. Esto puede permitir al cirujano, especialmente en cirugías abiertas, tener a su alcance en el momento que lo desee, o permanentemente, la visualización de elementos clave en la operación tales como tumores, vasos especialmente sensibles o similares, con objeto de aumentar la eficacia de la cirugía evitando daños, reiteraciones o búsquedas ahora poco evitables o incluso imprescindibles.

 

Esta iniciativa, que se desarrolla en colaboración con el Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE), es puntera a nivel mundial, dado que no existe ningún modelo basado en realidad aumentada hoy, capaz de simular en tiempo real las imágenes procedentes de pruebas efectuadas a pacientes.

 

Se trata, indica el Prof. Dr. Ing. Industrial Eduardo Soudah, investigador postdoc en CIMNE, de un reto complejo, en el que es necesario simular, con la precisión suficiente, la deformación de los órganos, de los tejidos que el cirujano manipula, en tiempo real, mientras este opera. La velocidad de comunicación es simple, el cálculo en tiempo real es el gran reto. Los programas habituales con los que se trabaja en AR, como UNITY o VUFORIA, se deben enlazar con códigos de análisis como KRATOS (un Open Source creado por CIMNE), con el que puede realizarse el análisis exacto de la deformación que genera el cirujano sobre la anatomía del paciente.

 

J. Torrent Institute y CIMNE estudian la vía, para desarrollar esta tecnología hasta TRL8 (comercializable) en un plazo aproximado de 12 meses.

  • Banner título

    Somos especialistas en cáncer de origen digestivo, ginecológico, de mama y carcinomatosis peritoneal

    Sobre nosotros